Blog

Embrague, consejos para que te dure más

Embrague, consejos para que te dure más

Si hay algo que mas miedo nos dé a los conductores es que se estropeé el embrague debido a su alto coste de reparación. Debido a ellos hoy queremos daros unos consejos para lograr que nuestros embragues duren bastante más.

¿Qué es el embrague?.

El embrague es un sistema que permite tanto transmitir como interrumpir la transmisión de una energía mecánica a su acción final de manera voluntaria. En un automóvil, por ejemplo, permite al conductor controlar la transmisión del par motor desde el motor hacia las ruedas. Os mostramos 5 consejos para prolongar la vida de tu embrague.

  1. Inicia la marcha arrancando suavemente. El tráfico de las calles del pueblo o ciudad, arrancar en cuesta arriba y las maniobras de aparcamiento son las situaciones en las que más podría sufre el embrague. Lo recomendado es intentar empezar la marcha soltando el pedal de embrague paulatinamente y acelerar sin que el motor pase las 1.200-1.300 rpm.
  1. Coloca el pie izquierdo en el reposa pies. Ciertos conductores circulan con el pie izquierdo situado sobre el embrague; algo que reduce considerablemente su vida útil ya que están haciéndolo patinar; de modo que podrían agotar su función en muy pocos kilómetros.
  1. Hasta el fondo el embrague: Siempre que cambies de marcha debes pisar el pedal del embrague a fondo. Si no lo haces, al cambiar de marcha someterás al sistema a unas fricciones excesivas y el acople de las marchas no será todo lo suave que debiera -incluso podría llegar a rascar-; algo que acortará considerablemente su vida. Esto es especialmente importante ya que tras recorrer 10.000 kilómetros de tráfico urbano; podrías haber cambiado de marcha más de 50.000 veces.
  1. Coloca punto muerto en los semáforos: Si al detenerte en un semáforo o en un atasco mantienes el embrague pisado con la primera marcha engranada estarás sometiendo al embrague a un esfuerzo innecesario; algo que provocará un desgaste prematuro. En estos escenarios, lo más recomendable es situar la palanca del embrague en punto muerto y, claro estás, no pisar el embrague.
  1. Jamás sujetes el coche con el embrague: Ten en cuenta que si en una pendiente estás sujetando el coche con el embrague, estarás sometiendo a los componentes del embrague a una fricción innecesaria que acortará su vida útil. En este escenario, lo mejor es sujetar el coche con los frenos y, cuando tengas que arrancar, hacerlo tratando  que el embrague patine lo mínimo posible.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR